Por la boca muere el pez

Siempre es grato celebrar que las instalaciones de golf superan la crisis y perduran en un mercado que, a pesar de muchos crece cada día. Y es que superar 10 años en una región en la que no existe tradición de Pitch & Putt me parece algo más que loable. Hablo como imaginarán de Golf Park.

La cancha de Alcobendas, situada en un privilegiado espacio en el corazón de Parque Empresarial de La Moraleja, celebró hace unos días su décimo aniversario y para acompañarles en el evento la dirección de la misma decidió invitar a un nutrido grupo de personas íntimamente relacionadas con este deporte y que escuchábamos con atención como su presidente, Fernando Rubio, nos hablaba de las excelencias del lugar.

Pero, como la felicidad no puede ser absoluta, y en las escuelas de negocios aún no enseñan a estar callados, el señor Rubio decidió arremeter contra la Federación de Madrid a la que acusó de competencia desleal para sorpresa de todos, máxime cuando el propio Rubio les había convocado y estos acudido representados por su director gerente, Alfonso Fernández de Córdoba.

Lógicamente, cada uno se expresa en el sentido que mejor le parece cuando está en el uso de la palabra, sin embargo, en un deporte denominado de caballeros, y que me perdonen las Damas, me parece absolutamente fuera de lugar el insulto, la descalificación y el escarnio de los que son, le guste o no a Rubio, sus compañeros de viaje. Compañeros que por otra parte, ya le han demostrado sobradamente que lo son y que se han comportado como tal cuando el club se ha visto en situaciones desagradables o ha sido ninguneado por clubes de más prestigio y abolengo en este endogámico sector. Compañeros a los que, sin embargo, Golf Park no ha tenido ningún pudor en poner en aprietos en un reciente Campeonato, incumpliendo las normas de la competición, abusando de esa posición de amistad, buscando la provocación y dando un pésimo ejemplo a sus más jóvenes deportistas de lo que es la convivencia y el necesario fair play.

Realmente, no me llama la atención. En absoluto. En los años que llevo dedicado a observar lo que ocurre alrededor de este deporte, he aprendido que lejos de darse cuenta de que la competencia es necesaria y que sin oferta no puede haber demanda, los empresarios, gerentes e incluso un sector de la prensa especializada que no muestra ningún pudor en presentarse como el “poder absoluto” descalifica todo lo que puede acabar con el anquilosamiento al que nos ha avocado tanto corralito.Lo que me sorprende es que una empresa hable de deslealtad cuando alguien les come la merienda. Si un gestor encuentra un modelo de negocio que puede ser rentable sin necesidad de descoser, aún más, los ya ajados bolsillos del aficionado lo que hay que hacer es tomar nota e intentar adaptarse a las circunstancias del mercado en lugar de lanzarse a un desafortunado mitin.

Si me gustaría saber y supongo que también al perplejo foro que escuchaba, es a que se refiere cuando habla de deslealtad ¿a ofrecer precios mucho más competitivos a los aficionados? ¿a dotar con mejores sueldos a los empleados? ¿a que estos no hablen mal de la empresa en la que trabajan? ¿a poder jugar unos hoyitos sin que parezca que estoy pagando la hipoteca del campo? Bueno, esto no por que en los terrenos cedidos por los Ayuntamiento no se tienen estas cargas.

Para ir terminando. Decía Hermann Hess que “si se entiende la guerra no como algo que viene de fuera, si no como algo que nace y crece dentro de uno mismo, se está en el camino de la paz”. Quizás, si en Golf Park hubieran hecho esta reflexión, su presidente se hubiera ahorrado el ridículo tan bochornoso que protagonizó por no ver que, lejos de que sus problemas vengan dados por terceros, lo más oportuno es hacer una criba dentro de su casa y actualizar los criterios de explotación de su escuela que, por otro lado y sin necesidad de bajarse del coche, se ve que es una fuente inagotable de ingresos.
Claro que, si lo pienso, es probable que esta criba sea muy difícil de realizar precisamente por eso, por tener que hacerla en su casa.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: