El mal compañero

Esta semana se cumplen 10 años de que Sevilla acogiese la Copa del Mundo. Un evento que vivimos con mucha intensidad con un gran éxito de público y de organización pero que no era nuevo para España. Aunque pareció que aquella era la primera vez que vivíamos un evento de tal magnitud, lo cierto es que para entonces, España ya era una autentica veterana en estas lides. El 1965 se jugaba en el Club de Campo Villa de Madrid, por cierto, con victoria del mítico Gary Player que se acompañaba de Harold Henning,

Ocho años después, la Copa del Mundo regresaba a nuestro país y se jugaba en las brisas con victoria de Miller y Nickaus, volviendo a este mismo campo en 1989. Por cierto, que en la primera ocasión Las Brisas aún se llamaba Golf Nueva Andalucía. En 1992, era La Moraleja 2 el campo elegido para asistir a la primera de las cuatro victorias consecutivas de los estadounidenses Fred Couples y Davis Love III.

En todas y cada una de esas cuatro ocasiones, periodistas de todo el planeta informábamos libremente de lo que acontecía en este país. En estos últimos 10 años, además de añorar una victoria mundialista que a España se le resiste desde que Cañizares y Rivero ganasen en Italia en 1984, a nuestros políticos les ha entrado fobia a la prensa. Esa fobia que surge entre los que no son capaces de mirar de frente a una cámara o hablar a un micrófono sin que les tiemble la voz entre embuste y embuste.

El último, el otrora mediático y bolivariano aprendiz de perroflauta, con sueldo de director general, Pablo Iglesias ahora se permite el lujo de tachar de machista a una periodista supuestamente para salvaguardar el honor de Tania Sánchez, aspirante a liderar la lista de IU en la Comunidad de Madrid y a la que el define como su compañera sentimental, una cosa muy de progres que ya saben que estos no tiene novias o parejas o esposas, tienen entes etéreos que les acompañan en el sentimiento. Si quieren que les diga la verdad, yo también acompaño en el sentimiento a la pobre Tania por tener un novio, o compañero como este que no es capaz ni de sacar la cara por su compi en un momento seguramente muy desagradable para ella que, de momento, anda en la presunción de inocencia.

Desde luego que lejos estos comunistas de nuevo cuño de aquellos comuneros castellanos y recios que forjaron gentes como los vallisoletanos que tantas y tantas alegrías golfisticas nos han dado. El último, esta misma tarde, ha sido Diego Suazo que se ha impuesto en el Gecko Pro Tour, seguido de Carlos Balmaseda que aprendió bien la lección que ayer le daba Lauro Golf.

(Editorial del programa PAR 72 del 25 de noviembre de 2014)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: