Dieciséis mil gemas tiran más que dos carretas

La verdad es que normalmente me mantengo al margen de las engordadísimas cifras de audiencia que manejamos en torno al golf. A menudo nos venimos arriba para hablar de los 400 millones de hogares que ven las retransmisiones de este deporte. De los miles de millones de personas que siguen por todo el planeta la Ryder Cup, el tercer evento deportivo más importante del mundo tras los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol y del que, curiosamente, no existen cifras de audiencia, al menos cotejables. Sin embargo, existen eventos europeos muchísimos más pequeños en cifras, pero mensurables sin temor a equivocarnos en el número de estadounidenses, por poner un ejemplo, que se pegaron a sus pantallas para seguirlo sin pestañear.

Verán, mientras que nuestros golfistas piensan que tropecientos millones de personas siguen sus evoluciones sin tener conciencia de si es o no cierto, antes de anoche 47 ángeles fueron plenamente conscientes de que 19.420.000 ojos ni pestañeaban mientras paseaban por una pasarela londinense. ¿Ven que fácil es hacer una cifra grandilocuente? Seguramente si les digo que eran 9.710.000 espectadores, ni le hubieran echado cuenta.

Mientras que hoy, el que más y el que menos iba y venía del sofá a la cocina y de allí al baño, entre golpe y golpe en el Nedbank Golf Challenge, la otra noche no se movía nadie. ¡Ni parpadeaban!, intentando contar una por una las 16.000 gemas con los que se habían tejido los sujetadores de Alessandra Ambrosio y Adriana Lima. Sólo dos prendas y, sin embargo, ya les he engordado otra cifra. Por cierto que la que no engorda a pesar de que los años caen que da gusto, es la veterana Adriana Lima que ya ha participado 14 veces en el angelical evento. Todo un referente para que los constructores del campo de Rio vean como es una cosa bien hecha.

Hasta en la recaudación de la taquilla nos ganan y nosotros seguimos sacando pecho si alguien paga. Mientras que para comprar una entrada el domingo en el Nedbank solo tendremos que gastarnos 200 rands, es decir, 14,51 euros por lo que recaudarán 145.100 euros si se llena con los 10.000 aficionados que podrían acceder al diseño de Gary Player, Blanca Padilla y sus amigas recaudaron casi 1.900.000 euros de las 200 entradas benéficas que se vendieron para un evento que los americanos ya han pedido volver a ver y que presenciaron las 20.000 presentes en el Earls Court Exhibition Centre. Y como los deseos yankees son ordenes para la CBS, el próximo día 9 se redifundirá la gala para mayor deleite del pueblo americano. Calcúlenle el impacto que esto supondrá. Ahí si que hay que poner una valla de Andalucía, o de Valencia, o de donde sea.

Pero más allá de estos querubines con los que es imposible mantenerse ajeno al pecado, hay otros ángeles, más nuestros, más cercaos y más vestidos por que no decirlo. Los que están buscando su lugar en el cielo del golf femenino, los tres que disputan la fase final de la escuela de la LPGA donde María Hernández ya destaca con un -5 en su primera ronda para encabezar la terna de españolas que completan Marta Sanz y Marta Silva.

(Editorial del programa PAR 72 del 5 de diciembre de 2014)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: