Hispanos

Para ser honesto debo reconocer que no soy demasiado aficionado al balonmano. Sin embargo, en este Mundial me he enganchado. Hispanos. No habrá un apodo mejor elegido. De verdad que no era difícil ver a Viriato corriendo sobre el terreno de juego. Esta vez, en lugar de pieles vestía con ‘la roja’ y en el dorsal llevaba el nombre de un Joan Cañellas que, encoraginado, no paraba de atacar, una y otra vez, lo que a priori parecía ser un muro infranqueable y que logró agujerar hasta en siete ocasiones. Los romanos -daneses esta vez- al igual que las huestes del pretor Galba, no veían el momento de que acabase el azote de los que defendían el Palau Sant Jordi, convertido para la ocasión en la mayor demostración del orgullo de ser español. Le pese a quien le pese. Y es que en el deporte patrio ya no hay quien … Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies